LA PIEDAD DE ÁLVAREZ DUARTE PARA BAILÉN

Al final ha sido el mismísimo D. Luis Álvarez Duarte el que nos lo ha dicho después de su fallecimiento. Las cosas de Dios, forjaron una entrevista dos semanas antes de su fallecimiento y la misma ha salido ya publicada. La revista Pasión en Sevilla de ABC, tenía pensado volver tras las vacaciones con la entrevista que realiza Irene Gallardo cada mes, siendo este mes de octubre el elegido el mítico imaginero hispalense. Lo que no sabían es que iba ser su última comparecencia. En su encuentro que Irene Gallardo ha desvelado que su último proyecto pasará a la historia como que pudo ser para Bailén.

Ya en cuaresma la junta de gobierno de la hermandad de los Siervos de Jesús en su entrada en Jerusalén y Ntra. Sra. de la Piedad “La Mulica” mostraron en el programa televisivo “Bailén Cofrade” su intención de sustituir la imagen actual de La Piedad por una nueva imagen. Aunque un servidor ya sabía a quién aspiraba la cofradía, tras esta publicación, he podido (con el consentimiento de su presidente) contar ya esta nueva historia, aunque sea tan reciente.


Y es que la nueva junta llega con muchas ideas muy positivas, a mi parecer claro está. Llevo años diciendo que es un tema a afrontar la sustitución de la imaginería seriada de Olot y sus variantes. Y me alegro de que ellos también lo contemplan. Y en La Mulica apostaron fuerte y tocaron a la puerta del imaginero más emblemático sin lugar a dudas de mediados del siglo XX y lo que llevamos de XXI. Tenía ilusión Álvarez Duarte por realizar alguna vez una Piedad, en muchas entrevistas siempre lo ha dicho. Y en una de estas los integrantes de la cofradía lo escucharon, siendo este uno de los grandes motivos para acudir a los servicios del imaginero que ya hacía obras de gran nivel siendo un simple niño.

Así que Duarte estuvo en Bailén, visitó la parroquia de la Encarnación y les realizó el modelo que les adjunto (fotografías cedidas por el presidente). La Piedad de Duarte hubiese sido una dolorosa de vestir sosteniendo el cuerpo del cristo al estilo de la Mortaja de Sevilla, teniendo como modelo más similar el de la Piedad (Virgen de la Amargura) de Dos Hermanas. El modelado de la cabeza del cristo recuerda poderosamente la impronta de su Cristo de las Cinco Llagas de Sevilla o la Buena Muerte de Linares. Obviamente hubiese sido una gran aportación al patrimonio religioso de Bailén, pero finalmente su alto caché hizo desistir a la junta de gobierno su contratación y porque Dios así lo ha querido no ha podido cumplir su deseo de tallar la iconografía de la Piedad. El boceto volvió a su estudio de Gines (Sevilla) dos semanas antes de morir.


Luis Álvarez Duarte es un imaginero con dos frentes entre el público. Uno casi lo idolatra poniéndolo a la altura de grandes artistas como lo fue Martínez Montañés en el siglo XVII. El otro frente no lo tiene tan valorado. Pero lo que no cabe duda, que él fue la figura que puso el oficio de moda, lo dignificó dicen los imagineros… él prendió la chispa en muchos jóvenes para que soñaran con ser escultor, pero sobre todo imaginero. Hizo soñar a muchos ganándose la vida tallando imaginería religiosa sobre todas las cosas y así estamos hoy en día con imagineros por todos lados, unos muy buenos y otros no tanto. Y eso es bueno porque a él le tocó una transición donde se fueron los grandes maestros de Andalucía y se quedó él (de la mano con Dubé de Luque) aprovechando el boom definitivo de la Semana Santa en Andalucía. Y con ese boom, el boom de la de Sevilla, que lo hizo llevar su particular neobarroco sevillano (mezcla entre Juan de Mesa y Juan de Astorga) a todos los rincones de Andalucía, después a España y a los confines del planeta.

Fuente  Simplemente Capillita 

contenidos © Joaquín Castro Fotografíacreado en Bluekea